WATV.org is provided in English.
Would you like to change to English?

Yes, I'd like to change it. No, I'm okay.
marzo 26, 2019

No existe edad apropiada para recibir la salvación

Bangkok, Tailandia

FacebookTwitterEmailLineKakao

En el tiempo en que los jóvenes pueden hacerlo todo, fui llamada para la misión en el extranjero por la especial gracia de Dios. Ya que siempre soñé con ello a pesar de tener un trabajo, Dios permitió que mi sueño se volviera realidad. Estaba determinada a retribuir la gracia de Dios llevando muchos frutos. Sin embargo, no todo salió como lo había planeado; no hubo fruto durante mucho tiempo, por lo que me sentía agobiada por la ansiedad. Entretanto, fui a un equipo misionero de corto plazo en Huai Khwang, Bangkok, en donde había estado algunas veces. Muchos extranjeros viven en el distrito con un nivel de vida elevado, pero casi nadie escuchó las palabras de Dios.

“¿Quién nos escuchará hoy?”

Realmente no estaba animada al principio, pero me recompuse y comencé a predicar el evangelio. Entonces, me detuve en una casa con muchos árboles. Es extraño encontrar a un cristiano en Tailandia, en donde muchas personas creen en el budismo, pero en esa casa había muchos versículos de la Biblia colgados en todas partes en los árboles y en la entrada de la casa.

“Disculpe, ¿hay alguien en casa?” “¡Hola! ¿Hay alguien?”

Aunque llamamos repetidas veces, no había señal de que hubiera alguien alrededor. Pero luego de un momento, salió una anciana. Después de saludarla, le dijimos que veníamos a entregarle las palabras de Dios. Ella dijo que le preguntaría a su padre e ingresó en la casa. Nos intrigó que la señora, que parecía suficientemente anciana como para ser abuela, dijera que le preguntaría a su padre.

Poco después, salió un anciano que se veía aún mayor que la señora. Él abrió la puerta y nos permitió entrar. Colocó una mesa y sillas para que estudiáramos la Biblia. Trajo dos biblias, una de las cuales estaba bien usada.

El estudio bíblico continuó por más de una hora. El anciano se concentró intensamente en las palabras de Dios con una postura erguida, por lo que era difícil creer que tenía ochenta y cuatro años. El estudio de la Biblia continuó el día siguiente y el siguiente. El cuarto día, cuando estudiamos sobre la Madre Jerusalén celestial, dijo que había tenido curiosidad por saber quién era la “esposa” y “Jerusalén” en el libro de Apocalipsis, y finalmente encontró la respuesta. Recibió la verdad gustosamente. Diciendo que no tenía razones para ir a una iglesia que no tenía la verdad, expresó que ya no iría a la iglesia adonde él y su hija habían asistido por más de diez años. Incluso dio a entender que su sueño era guiar a todas las personas de allí a Sion predicándoles la verdad.

En el Día de Reposo, asistió al culto vestido con un traje. A través de él, que saludaba a los miembros con una gran sonrisa, pude ver que un alma revive con el agua de la vida después de resollar por la verdad durante mucho tiempo. En realidad, antes de él, no predicaba a adultos mayores. Contrariamente a la palabra de Dios de hacer discípulos a todas las naciones, establecí un límite sobre a quién predicar.

De ahora en adelante, me desprenderé de mis prejuicios. Predicaré a quienquiera que encuentre hasta que todos los siete mil millones de personas escuchen las nuevas de salvación.

FacebookTwitterEmailLineKakao