WATV.org is provided in English. Would you like to change to English?

Renunciando a la vida por su hija

514 Vistas

¿Quién podría dejar su única vida por otra persona sin condiciones? Si existiera tal persona, sería una madre.

En 2013, Joyce y Max eran una pareja que vivía en la ciudad de Nueva York. Joyce y Max estaban tan felices de tener una hija, que se sentían como en un sueño. Era porque cuando Joyce fue diagnosticada con cáncer, se le dijo que sería difícil quedar embarazada si recibía la quimioterapia, así que ya había renunciado a tener un bebé. Con todo, el gozo del embarazo no duró mucho. Un mes más tarde, Joyce tuvo una recurrencia del cáncer en su espalda y se sometió a una cirugía de extirpación de tumor. El problema vino después de la cirugía. Para confirmar si el cáncer se había extendido, necesitaba una resonancia magnética de todo el cuerpo, lo cual significaba que tenía que abortar al bebé.

Sin embargo, no pudo renunciar al bebé dentro de su vientre. Detuvo todo su tratamiento por el bebé y aguantó voluntariamente el dolor, sabiendo que estaba muriendo a medida que el bebé crecía dentro de ella. Finalmente, la niña nació con buena salud. Cuando fue al hospital, los médicos descubrieron que su cáncer ya se había extendido hasta sus huesos. Se determinó que no podía curarse.

Pasó solo seis semanas con su bebé, a quien le había dado su propia vida, antes de morir tranquilamente al lado de su hija y su esposo.