Historia de la Iglesia de Dios

La Iglesia de Dios es la única iglesia
que Dios estableció en la Tierra.

Historia de la Iglesia de Dios

La Iglesia de Dios es la única iglesia
que Dios estableció en la Tierra.

La verdadera iglesia establecida
por Cristo en su segunda venida, Ahnsahnghong,
según las profecías de la Biblia

En el mundo, solo hay una iglesia que Dios estableció para salvar a la humanidad. La Biblia explica que la iglesia establecida por Dios es “ganada por la propia sangre de Dios” (Hch. 20:28), y su nombre es “Iglesia de Dios” (1 Co. 1:1-2, Gá. 1:13, 1 Co. 11:23).

La obra de la salvación y la Iglesia de Dios

La Biblia empieza con la creación de los cielos y la tierra y nos guía a un cielo nuevo y una tierra nueva. En este proceso, la Iglesia de Dios está guiando a la humanidad a la salvación, siguiendo la guía de Dios Elohim.

Creación

Dios Elohim creó el mundo

“En el principio creó Dios los cielos y la tierra.”

Génesis 1:1

Desde el primer versículo de la Biblia en el texto original en hebreo, la palabra Elohim, el plural de Dios, aparece aproximadamente 2500 veces en la Biblia. Esto significa que Dios, el Creador de los cielos y la tierra, no es un Dios sino los Dioses.

Cuando creaba al hombre, Dios dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”, y creó al hombre “a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó” (Gn. 1:26-27).

Dios Padre y Dios Madre han estado trabajando juntos desde el principio; Ellos crearon los cielos y la tierra y todo lo que está en ellos, y han estado operando la obra de la redención de la humanidad.

“Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.”

Génesis 1:26-27

“Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. ”

Mateo 6:9

“Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre.”

Gálatas 4:26

Establecimiento de la Pascua

Dios libera a los israelitas de Egipto a través de la Pascua

A través de la Pascua, Dios liberó a los israelitas que habían sido esclavos en Egipto por 430 años. El nombre “Pascua” indica que los desastres pasan por encima, y la fecha es la noche del decimocuarto día del primer mes según el calendario sagrado (alrededor de marzo o abril en el calendario solar).

Antes de enviar la última plaga, que consistía en la muerte de los primogénitos, entre las diez plagas que envió a Egipto, Dios dijo: “Y la sangre os será por señal; y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad” (Éx. 12:13), y les ordenó celebrarla (la Pascua) como fiesta solemne para Jehová por estatuto perpetuo” (Éx. 12:14).

Posteriormente, Israel fue dividida en dos reinos. El reino de Israel en el norte no guardó la Pascua y finalmente fue destruido (2 R. 18:10-12); mientras que el reino de Judá en el sur guardó la Pascua y fue protegido por Dios cuando Asiria lo atacó (2 R. 19:30-35, 2 Cr. 30:1-12).

En cualquier época, cuando guardamos la Pascua, podemos evitar los desastres y nuestras vidas son protegidas por la promesa de Dios y su gran poder.

“Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto.

Éxodo 12:13

“Y este día [la Pascua] os será en memoria, y lo celebraréis como fiesta solemne para Jehová durante vuestras generaciones; por estatuto perpetuo lo celebraréis.”

Éxodo 12:14

Proclamación del nuevo pacto

Jesucristo establece la Pascua del nuevo pacto

Dios profetizó que llegarían días en que haría un nuevo pacto.

“He aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá. […] y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo.”

Jeremías 31:31-33

Según esta promesa, Dios vino a la tierra como un hombre con el nombre de Jesús y estableció el nuevo pacto con la Pascua. El día anterior a ser sacrificado en la cruz, Jesús guardó la Pascua con sus doce discípulos como Pedro y Juan. Después de la ceremonia del lavado de pies en la que Jesús mismo lavó los pies de sus discípulos (Jn. 13:1-15), prometió el perdón de pecados y la vida eterna con el pan y el vino de la Pascua que representan la carne y la sangre de Dios, y la proclamó como “el nuevo pacto en su sangre” (Mt. 26:17-28, Lc. 22:7-20, Jn. 6:53-54).

“[…] Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la pascua con mis discípulos. Y los discípulos hicieron como Jesús les mandó, y prepararon la pascua. […] Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados.”

Mateo 26:17-28

“Llegó el día de los panes sin levadura, en el cual era necesario sacrificar el cordero de la pascua. Y Jesús envió a Pedro y a Juan, diciendo: Id, preparadnos la pascua para que la comamos. […] Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca! […] Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama.”

Lucas 22:7-20

“Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.”

Juan 6:53-54

Mediante su preciosa sangre derramada en la cruz, Dios abrió el camino de la vida eterna para la humanidad, que estaba atada en las cadenas del pecado y la muerte, y permitió la gran promesa a través de la Pascua.

La Pascua del nuevo pacto continuó siendo guardada hasta la época apostólica, por los apóstoles como Pablo, incluso después de la crucifixión de Jesús (1 Co. 5:7).

“Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros. Así que celebremos la fiesta, […]”

1 Corinthians 5:7–8

Siguiendo el ejemplo de Jesús, la iglesia primitiva guardó las siete fiestas de tres tiempos: la Pascua, la Fiesta de los Panes sin Levadura, la Fiesta de las Primicias, la Fiesta de las Semanas, la Fiesta de las Trompetas, el Día de Expiación, y la Fiesta de los Tabernáculos. Cada fiesta contiene las bendiciones de Dios: la vida eterna, el perdón de pecados, la resurrección, el Espíritu Santo, etc.

Edad Oscura

Las fiestas y los mandamientos de Dios fueron cambiados

Sin embargo, después de la muerte de los apóstoles y los santos de la iglesia primitiva, la iglesia se secularizó y la Pascua del nuevo pacto desapareció. La Pascua fue abolida en el Concilio de Nicea en 325 d. C. Las personas no continuaron guardando las siete fiestas de tres tiempos que están en la Biblia. Además, cambiaron el Día de Reposo del séptimo día, la fiesta semanal, del sábado al domingo. Violaron las palabras de Dios: “No haréis ídolos” (Éx. 20:4), y los ídolos como la cruz se generalizaron.

Por el largo tiempo de 1600 años, mientras se atravesaba la Edad Oscura y la Reforma, el camino de la salvación se bloqueó para la humanidad; nadie podía encontrar el camino. Es porque solo Dios puede darnos la vida eterna (1 Ti. 6:16) y solo Él puede restaurar la verdad de vida, la Pascua del nuevo pacto.

Cristo en su segunda venida y la restauración del nuevo pacto

La restauración del nuevo pacto según las profecías de la Biblia

Dios profetizó que aparecería por segunda vez en la tierra para la salvación de la humanidad.

“[…] Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.”

Hebreos 9:28

Conforme a esta profecía, Dios apareció como hombre por segunda vez.

Cristo Ahnsahnghong nos sirvió humildemente, sacrificándose por nuestra salvación como lo hizo en su primera venida. Él restauró la Pascua del nuevo pacto, que nadie había comprendido, para abrir la puerta de la vida eterna que todas las personas anhelaban.

Puesto que en la Biblia está escrito: “El Altísimo mismo establecerá Sion” (Sal. 87:5), Él estableció Sion, la ciudad de las fiestas solemnes de Dios (Is. 33:20-24). Esta es la Iglesia de Dios, que guarda las enseñanzas de la Biblia incluyendo la Pascua del nuevo pacto al igual que la iglesia primitiva. Cada año, las Iglesias de Dios en 175 países celebran la Pascua. Después de la ceremonia del lavado de pies conforme al ejemplo de Jesucristo, celebramos la Santa Comunión comiendo el pan y bebiendo el vino bendecidos.

La Iglesia de Dios predica la verdad de vida al mundo, esperando que todos los siete mil millones de personas guarden la Pascua del nuevo pacto y se conviertan en hijos de Dios para que sean protegidos de los desastres y tengan vida eterna.

Dios Madre, la fuente del agua de la vida

Si quieren ser salvos, deben conocer a Dios Madre.

El último capítulo de la Biblia profetiza que el Espíritu y la Esposa, Dios Padre y Dios Madre, guiarán a la humanidad a la salvación.

“Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente.”

Apocalipsis 22:17

Esto significa que Dios Padre y Dios Madre, quienes crearon los cielos y la tierra en el principio, vinieron como seres humanos y dieron a la gente el agua de la vida para que tengan la vida eterna y la felicidad.

Como está escrito: “Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre” (Gá. 4:26), Dios Madre, que es representada como la esposa del Cordero (Ap. 19:7) y como la Jerusalén celestial (Ap. 21:9), mora entre nosotros y nos guía a la salvación con las enseñanzas de amor y sacrificio. Todos los seres vivientes, incluyendo los humanos, reciben vida a través de sus madres. La providencia de Dios es que nosotros recibamos la vida eterna de la Madre de nuestros espíritus; este es el plan de salvación de Dios.

El sistema familiar terrenal, que consta de un padre, una madre y sus hijos, es figura y sombra de la familia celestial, que consiste en Dios Padre, Dios Madre y los hijos de Dios. Así como existe una familia, la comunidad de amor, en la tierra, también existe una familia espiritual, la comunidad del amor eterno, en el cielo. Toda la humanidad puede tener el verdadero consuelo, descanso y vida eterna si vienen a Dios Padre y Dios Madre.

“Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero. […] y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios.”

Apocalipsis 21:9-10

"Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre."

Gálatas 4:26

Nuestro hogar eterno, el reino de los cielos

Nuestro hogar espiritual donde Dios Padre, Dios Madre y los hijos de Dios están juntos

La Biblia nos dice que fuimos ángeles en el cielo antes de nacer en esta tierra (Job 38:1-7, Proverbios 8:22-30). El cielo es nuestro hogar espiritual donde podemos vivir con Dios Padre y Dios Madre, y nuestros hermanos y hermanas. No obstante, pecamos allí y fuimos expulsados a esta tierra, y estamos viviendo en dolor, pena y sufrimiento.

“pues si hubiesen estado pensando en aquella de donde salieron, ciertamente tenían tiempo de volver. Pero anhelaban una mejor, esto es, celestial.”

Hebreos 11:15-16

Dios Padre y Dios Madre están esperando ansiosamente que la humanidad comprenda la verdad de Dios, renazca con arrepentimiento y participe en la naturaleza divina para poder regresar al glorioso reino de los cielos. El eterno reino de los cielos, donde fluye el agua de la vida tan pura como el cristal y el árbol de la vida da sus doce frutos, y donde no hay límite de alegría y felicidad. El Padre y la Madre lo han preparado para nosotros.

“Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman.”

1 Corintios 2:9

La Iglesia de Dios predica las buenas nuevas de salvación a cada rincón de la tierra, esperando que todas las personas de la aldea global comprendan el amor de Dios Padre y Dios Madre, se conviertan en miembros de la familia celestial y disfruten la gloria eterna en el cielo.

Historia de la Iglesia

La luz de la gloria de Dios que comenzó a brillar desde una tierra pequeña
de donde sale el sol, se expande a todo el mundo

Fase inicial 1948-1985
1948
Cristo Ahnsahnghong se bautizó (Nakseom, Incheon, Corea)
1964
Se estableció la Iglesia de Dios
1985
Cristo Ahnsahnghong ascendió.
Fase de crecimiento 1986-2000
1988
Miembros registrados: 10 000
1995
Se abrió el Instituto de Formación Jounyisan
1997
Se establecieron 3 iglesias en el extranjero
2000
Miembros registrados: 300 000
Se estableció el Templo de la Nueva Jerusalén (Bundang, Seongnam, Corea)
Se fundó la Orquesta Mesías.
Fase de progreso 2001-2013
2001
Se establecieron 7 iglesias en el extranjero.
1.er Grupo de Visita del Extranjero (EE. UU.)
2002
Se abrió el Instituto de Formación Elohim
2003
Miembros registrados: 500 000
Se completó la construcción del edificio WMC de la Gran Asamblea de la Iglesia de Dios
Premiada con la Mención Presidencial de la República de Corea
2004
Premiada con la Orden de Mérito del Gobierno de la República de Corea
Premiada con la Medalla de Mérito del Gobierno de la República de Corea
2005
Se abrió el Instituto de Formación Go&Come
2006
Se abrió el Museo de Historia de la Iglesia de Dios
2008
Miembros registrados: 1 000 000
2009
Se realizó la Misión Mundial en el Campus
2011
Se abrió el Instituto de Formación de Dongbaek
Premio del Presidente de los Estados Unidos al Llamado al Servicio (Premio de Oro, Premio al Llamado al Servicio)
2013
Miembros registrados: 2 000 000
Se registró la Fundación de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial
Se llevó a cabo el Seminario Bíblico Internacional
Fase de florecimiento 2014-Presente
2014
Año de Jubileo: 50.º Aniversario de la Iglesia de Dios
Premio del Presidente de los Estados Unidos al Servicio Voluntario
2015
Premiada con la Mención Presidencial para Organización
Premio del Presidente de los Estados Unidos al Servicio Voluntario (Premio de Oro, 3 veces)
2016
Se proclamó el Movimiento de predicación a siete mil millones de personas
Reunión de Resolución para Predicar el Evangelio en Todo el Mundo
Premio de la Reina del Reino Unido al Servicio Voluntario
Discurso del Primer Pastor Kim Joo-cheol en la Conferencia de alto nivel del CERF de la ONU
Se estableció el Templo de la Nueva Jerusalén (Pangyo, Seongnam, Corea)
Se abrió el Instituto de Formación de Jeju
71.º Grupo de Visita del Extranjero
2018
73.er Grupo de Visita del Extranjero
Premios Green Apple, uno de los premios ambientales más prestigiosos en Europa
Miembros registrados: 2,8 millones en 7000 iglesias de 175 países