Mensaje de Bienvenida

Primer Pastor Kim Joo-cheol de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial

La Iglesia de Dios
difundirá la verdadera esperanza y
felicidad para todas las personas en
obediencia a la palabra de Dios
y su ejemplo de amor.

Miembros de la aldea global,
gracias por visitar la página web de la Iglesia de Dios.

Doy gracias eternas a Dios Elohim por abrir la puerta de la salvación mediante su infinita gracia y establecer la Iglesia de Dios, el templo de la verdad, para el alegre porvenir de la humanidad.

La Iglesia de Dios es la única iglesia que Dios mismo estableció en la tierra. Dios Padre y Dios Madre están entre nosotros. Nos aman y nos otorgan el perdón de pecados y la vida eterna. Es el nido de la familia celestial.

Puesto que hemos recibido las grandes bendiciones de Dios, hacemos esfuerzos por cumplir la misión encomendada por Dios.

Dios expresó que Él “quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Ti. 2:4), y también dijo: “Id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado” (Mt. 28:19-20). Siguiendo la voluntad de Dios, predicamos el evangelio del reino de los cielos al mundo entero.

Alumbramos la luz verdadera sobre quienes están sufriendo en la oscuridad, y guiamos a los sedientos al Espíritu y la Esposa, la fuente del agua de la vida.

Como Dios dijo: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mt. 22:39), ponemos en práctica amar y servir a los demás con el corazón del buen samaritano.

Mientras caminamos con Dios, nuestra iglesia se establece en todo el mundo y numerosas personas se regocijan con la felicidad de la salvación. El sonido de la alabanza a Dios resuena incluso en las regiones alpinas del Himalaya, en la selva amazónica y en las regiones cercanas a la Antártida y al Ártico.

Dios es el camino, la verdad y la vida. Dios es la verdadera esperanza para la humanidad.
Dios está siempre con nosotros y nos protege. ¡Qué benditos somos ya que vivimos en esta época en que Dios está guiando a la humanidad al cielo a través de su espléndido amor y sacrificio!

La Iglesia de Dios en más de 7000 regiones en 175 países hará alumbrar la lámpara de la verdad en el mundo entero para que todas las personas reciban abundantes bendiciones de Dios. Presentaremos un futuro esperanzador a cada persona y avanzaremos para la felicidad de cada familia y la paz del mundo.

Oramos con sinceridad que todos los miembros de la aldea global sean bendecidos con la gracia y las bendiciones de Dios Elohim. ¡Dios los bendiga mucho!