WATV.org is provided in English. Would you like to change to English?

El cántico de vida se transmite al mundo tomando la frecuencia radial

Equipo de Transmisión de la Radio Cántico Nuevo, desde Nueva York, EE. UU.

1481 Vistas

El domingo a las 10 p.m., la gente deja atrás un feriado alegre y se prepara para el día siguiente. En esta noche tranquila y llena de estrellas, la luz roja de “Al Aire” se enciende en la pantalla del estudio y la radio transmite durante tres horas, iluminando el mundo y reviviendo las almas. Se trata de la Radio Cántico Nuevo. Las hermosas y magníficas melodías de los cánticos nuevos y las fragancias de Sion que llegaron de todo el mundo, fluyen por la frecuencia radial, y nos hacen sentir la gracia de Dios Elohim que se expande hasta el otro lado de la tierra.

El cántico nuevo es la música de los santos que quieren glorificar y agradecer a Dios Elohim por su amor y salvación. Los cánticos nuevos, que pueden escucharse y cantarse en cualquier lugar y en cualquier momento, nos iluminan en el amor de Dios en medio de una vida dura y ajetreada, y fortalecen nuestra alma cansada.

En noviembre de 2008, la Radio Cántico Nuevo se creó para compartir el amor y el entendimiento con la gente de todo el mundo, escuchando juntos los cánticos nuevos; pero sus primeros pasos en un estudio de una universidad ubicada en Nueva Jersey, EE. UU., fueron humildes. No era un programa regular sino temporal y no había muchos archivos de audio de los cánticos nuevos para transmitir. Sobre todo, no estábamos familiarizados con la transmisión radial porque carecíamos de conocimiento especializado y tecnología necesaria para una transmisión sin problemas.

Todavía recordamos vívidamente cuando el programa se emitió por primera vez. Tanto los que estábamos al aire para la primera transmisión de Radio Cántico Nuevo, como los miembros que esperaban escuchar los cánticos nuevos desde una radio, estábamos muy nerviosos. En el momento en que escuchamos por primera vez los cánticos nuevos desde la radio, gritamos con una emoción que nunca antes habíamos experimentado. ¡Los cánticos nuevos que alaban a Dios Elohim se estaban escuchando en una radio! ¡Innumerables personas podían escuchar los cánticos del alma al mismo tiempo! Estábamos asombrados y llenos de alegría. Todos escucharon con suma atención hasta el final del programa. Fue un día muy hermoso.

Como el número de oyentes de la Radio Cántico Nuevo crecía constantemente, algo sorprendente sucedió tres meses después de la primera emisión al aire. Una estación radial de acceso público administrada por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) decidió organizar la Radio Cántico Nuevo como un programa regular. Nos ofrecieron un espacio adicional de tres horas. Así, la Radio Cántico Nuevo sustituyó al programa anterior, y gracias a la ayuda de Dios, la Radio Cántico Nuevo recibió una atención abrumadora. Ahora, muchas personas de unos 95 países están escuchando la Radio Cántico Nuevo, y se ha convertido en el programa de más duración de la estación radial a la que pertenece.

Hay seis miembros de Sion que participan como voluntarios en la Radio Cántico Nuevo. Tres de nosotros presentamos el programa, y los otros tres son el productor, el director musical asistente y un técnico. Solo uno de nosotros ha tenido antes experiencia en transmisiones. En el pasado, nunca imaginamos que podríamos ayudar en el evangelio en esta área de transmisión donde se necesita un conocimiento amplio y técnicas avanzadas, y no éramos especialistas. Si Dios hubiera escogido especialistas en este campo, ninguno de nosotros estaría en esta posición. Sin embargo, Dios nos confió este trabajo a los que éramos imperfectos en muchos aspectos. No fue porque Dios nos hubiera necesitado, sino porque quería bendecirnos.

Antes de cada emisión, oramos juntos para comprender la voluntad de Dios y para pedir su ayuda. Seleccionamos los cánticos principalmente de las solicitudes, los correos electrónicos y las cartas que recibimos de la gente de todo el mundo, y algunos artículos de la revista Elohista para leerlos a los oyentes. La sección principal es “Dentro de la Música del Cántico Nuevo”. En esta parte leemos la letra de los cánticos nuevos línea por línea y explicamos los escritos bíblicos acerca de ellos.

Los seis miembros del personal hacen cosas diferentes. Aunque el nivel de importancia puede ser un poco diferente, cada obra es importante. Lo que realmente importa es nuestra unidad. Si no nos aseguramos de hacer fielmente nuestro trabajo, podríamos tener problemas. Es por eso que no podemos descuidar ni lo más mínimo. Si una persona insiste en su propia opinión, no podemos esperar un buen resultado. Cuando estamos unidos completamente en amor, respeto, comprensión, consideración y concesión, podemos agradar a Dios y emitir un programa lleno de gracia para los oyentes. Es como el evangelio que lleva buenos frutos cuando los hermanos y hermanas son de un mismo sentir a través del mismo Espíritu Santo.

Como todos somos muy conscientes de esto, nos esforzamos en todo, incluso cuando respondemos los correos electrónicos y las llamadas telefónicas de los oyentes, y cuando actualizamos las noticias de la página web de la Radio Cántico Nuevo y también en la conducción del programa.

La Radio Cántico Nuevo solo se transmite una vez a la semana, pero los esfuerzos y preparativos para un solo programa no son poco. Al terminar cerca de la 1 a.m., regresamos a casa después de arreglar las cosas, y apenas nos acostamos, nos quedamos dormidos. Tenemos que dormir un poco para ir a trabajar en la mañana.

Durante los días de la semana, estamos ocupados trabajando y predicando el evangelio. Los fines de semana, preparamos el programa. Como esta difícil rutina se repite, a veces nos cansamos físicamente. Pero esta fatiga no es nada comparada con la bendición que recibimos. Además, la Radio Cántico Nuevo tiene el poder de llenar nuestra carencia espiritual mientras inspira a los oyentes. Cuando escuchamos los cánticos nuevos, nuestras almas se purifican pronto, y los artículos de la revista Elohista escritos por los miembros que fueron inspirados por el Espíritu Santo, nos enorgullecen como hijos de Dios Elohim. Especialmente las sinceras cartas de los oyentes eliminan todo nuestro cansancio y preocupación.

Una de las cartas más impresionantes fue la de un miembro que se había distanciado de Sion por algunos motivos, pero que regresó a Dios después de escuchar la Radio Cántico Nuevo. Muchos dijeron haberse animado a regresar a Dios, siendo inspirados por los cánticos nuevos y por las historias de los demás miembros que escucharon en la radio.

Este milagro es posible porque, en primer lugar, Dios está con nosotros y nos bendice, y luego, porque los oyentes gustosamente comparten sus historias con otras almas. Hace unos días, un oyente envió su experiencia desde Arabia Saudita. Nos gustaría compartir su carta que nos recuerda el infinito amor de Dios y el gran poder de la Pascua.

「Me enviaron a Arabia Saudita por motivos laborales. Allí mi vida estuvo en peligro muchas veces. Un día, estaba yendo a casa viajando por un camino desértico después de un día de trabajo. Accidentalmente, el conductor perdió el control del vehículo y el automóvil dio muchas vueltas perdiendo el control. Cerré mis ojos y oré a Dios que nos salvara. A los pocos segundos, abrí los ojos y quedé impactado. Nuestro vehículo cayó sobre una gruesa capa de arena, sin golpearse por ningún lado, y todos estábamos a salvo.

Después de unos meses, casi tuve un grave accidente porque el neumático frontal se pinchó mientras conducía a una velocidad de 130 km/h, pero quedé a salvo. Otro accidente ocurrió en noviembre pasado, pero fui protegido de nuevo. Todo fue gracias al poder de la Pascua. Mediante algunos accidentes fui testigo de que Dios me protege en cualquier clase de peligro si celebro la Pascua todos los años.⌋

Esta carta sembró la fe en Dios en el corazón de muchos oyentes. De esta manera, los escritos genuinos de los oyentes desempeñan el papel de evangelios en esta época, utilizados para la salvación de muchas almas. Solo lamentamos no poder imprimir todos los escritos que son como joyas. También tenemos muchas cartas enviadas por los oyentes que fueron inspirados escuchando las historias de los demás.

「La Radio Cántico Nuevo me ha inspirado mucho. Cada vez que la escucho, siento como si Dios Padre y Dios Madre me estuvieran hablando. Todos los cánticos nuevos son igualmente hermosos. Cada vez que escucho los cánticos nuevos, recuerdo quién soy y a dónde pertenezco.⌋

Al leer estos comentarios, nos sentimos más agradecidos por el trabajo que hemos recibido. Encontrar a la familia celestial perdida, transmitir el amor del Padre y la Madre a los hermanos y hermanas y sembrar la esperanza en el cielo son las razones y la fuerza motriz de lo que hacemos cada semana. Siempre reflexionamos para enfocarnos en ese propósito, porque la Radio Cántico Nuevo no es el resultado de nuestros esfuerzos, sino parte de la grandiosa obra de salvación de Dios en estos días.

Hace dos mil años, el apóstol Pablo viajó a muchas ciudades y países para predicar el evangelio, y creemos que la obra que hacemos es la misma que la de él. Estamos predicando la enseñanza de Dios acerca del amor y la salvación incluso al otro lado de la tierra en un instante por medio de un programa en vivo. Estamos felices y agradecidos de poder reproducir los cánticos de vida a innumerables personas, viajando por el mundo mediante las ondas radiales.

La música es una lengua internacional que trasciende las fronteras de los países y los idiomas. Cuando la sociedad es cruel como en estos días con muchos problemas como la crisis económica mundial que parece no tener fin, accidentes y crímenes que ocurren todos los días, y el egoísmo que carga el ambiente, es el momento en que se necesita desesperadamente el poder de la música. Creemos que Dios nos ha concedido este momento y condición para que la Radio Cántico Nuevo alumbre la cálida luz a la aldea global con los cánticos de vida, y para crear un mundo mejor.

Nuestro sueño es revelar el amor y la gloria de Dios Elohim a Samaria y hasta lo último de la tierra, haciendo que todas las personas del mundo escuchen los cánticos de vida todos los días a través de la Radio Cántico Nuevo. Esperamos ansiosamente que más personas lleguen a escuchar los cánticos nuevos, recobren la esperanza y obtengan vida para sus almas. Cumpliremos la misión que Dios nos ha encomendado siempre con humildad y corazón de servicio, sin olvidar nuestra primera mentalidad.

Un ramillete de noticias que matizarán el mundo con entendimiento y emoción, debe de haber llegado volando a la Radio Cántico Nuevo la semana pasada, ¿verdad? A las 10 p.m., cuando se enciende la luz de “Al Aire”, presionando los latidos de nuestros corazones emocionados, levantamos el volumen de los cánticos nuevos y tomamos el micrófono.

“¡Dios los bendiga mucho! ¡Bienvenidos, oyentes de Radio Cántico Nuevo!”