WATV.org is provided in English. Would you like to change to English?

Los judíos de habla griega y los judíos de habla hebrea

2365 Vistas

“En aquel tiempo, como el número de los creyentes iba aumentando, los de habla griega comenzaron a quejarse de los de habla hebrea, diciendo que las viudas griegas no eran bien atendidas en la distribución diaria de ayuda.” Versión Dios Habla Hoy, Hch. 6:1

En Hechos 6, aparecen los judíos de habla griega y los judíos de habla hebrea. Averiguemos quiénes son los judíos de habla hebrea y los judíos de habla griega.

Los judíos de habla hebrea se refieren a los judíos que hablaban arameo en los días de la iglesia primitiva, y los judíos de habla griega eran los judíos que hablaban griego.

El arameo y los judíos

Alrededor del siglo VI a. C., cuando los judíos vivían como esclavos en Babilonia durante 70 años, los judíos comenzaron a hablar en arameo, que era el idioma oficial de Medio Oriente, y no en hebreo, que era su lengua materna. Incluso después del regreso a Jerusalén, siguieron hablando en arameo, y en los días de Jesús el arameo seguía siendo un idioma vivo.

Jesús llamó a Simón, hijo de Jonás, “Cefas”, que proviene de la palabra “piedra” en arameo. Cuando Jesús salvó a la hija del principal de la sinagoga en la región de los gadarenos, lo que dijo tomando la mano de la niña era “Talita cumi”, que es traducido del arameo “Niña, a ti te digo, levántate”. María Magdalena dijo a Jesús resucitado, “Raboni”, que quiere decir “Maestro” en arameo. Además, las palabras en arameo eran usadas para los nombres de lugares como Getsemaní (lagar de aceite), Gólgota (lugar de la Calavera), etc.

El griego y los judíos

Entre los judíos que fueron llevados cautivos a Babilonia, muchos de ellos se establecieron en regiones gentiles por donde vivían. Ellos hablaban principalmente arameo, pero comenzaron a usar el griego, pues esta se había convertido en idioma universal debido a la expedición de Alejandro Magno.

Los judíos que vivían en las regiones gentiles, formaron una comunidad para guardar su fe religiosa. Se reunían en un lugar específico para estudiar y transmitir las leyes de Dios; esta comunidad se desarrolló con el tiempo, convirtiéndose en el sistema de la sinagoga.

Cuando algunos de ellos regresaron a Canaán, la tierra de sus antepasados, los judíos de habla griega eran pocos, pues la mayoría hablaba arameo.

En los días de la iglesia primitiva, la mayoría de los santos hablaba arameo (judíos de habla hebrea), y una minoría hablaba griego (judíos de habla griega).

En ese entonces, existía la costumbre de ayudar a las viudas en necesidad. Pero como las viudas de los judíos de habla griega eran pasadas por alto en la distribución diaria de comida, los judíos de habla griega llegaron a quejarse de los judíos de habla hebrea. Dado que los discípulos estaban dedicados a la predicación del evangelio, no podían cuidar bien de los asuntos financieros de la iglesia y de las actividades de ayuda.

Por esta razón, los discípulos eligieron a siete varones entre ellos, de buen testimonio y llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, y les encargaron los asuntos financieros y todos los demás asuntos de la iglesia, y ellos se concentraron en el ministerio de la palabra (Hch. 6:1-7).