WATV.org is provided in English. Would you like to change to English?

El secreto para cosechar buenos frutos

Jin Sun-gyeong, desde Sangju, Corea

401 Vistas

Vi la noticia de que los agricultores se enfrentaban a una grave escasez de mano de obra debido a la COVID-19. Dado que hay muchas áreas agrícolas en Sangju, la escasez de mano de obra también es ineludible aquí. Al escuchar que una pareja de ancianos que cultiva uvas en las cercanías también carecía de mano de obra, nuestra iglesia hizo un plan para ayudarlos de inmediato. Con la determinación de ayudarlos y consolarlos prestando nuestra ayuda siguiendo las reglas de prevención de epidemias, unos veinte miembros de nuestra iglesia se dirigieron al viñedo.

Tuvimos que podar los brotes que estaban entre la rama principal y las hojas toda la mañana durante dos días. Nos dijeron que sin podar los brotes que crecen al azar, los nutrientes para los frutos se dispersan, haciendo imposible cosechar uvas grandes y de alta calidad. En otras palabras, si no quitamos los brotes a mano, no podemos obtener los mejores frutos que desea el agricultor.

Como era mi primera vez, fui torpe. Afortunadamente, a medida que pasaba el tiempo, me acostumbré y pude acelerarme gradualmente. Nos animamos unos a otros, levantándonos cuando estábamos cansados. Gracias al buen tiempo, las nubes cubriendo la luz del sol y el viento fresco de vez en cuando, fuimos aliviados de la ola de calor que continuó durante un par de días. Mientras trabajaba duro, vi la sonrisa en el rostro de los ancianos. Fue muy gratificante y pude sentir la verdadera felicidad de compartir el amor.

Había vivido en el extranjero siete años, por lo que había pasado mucho tiempo desde la última vez que participé en un servicio voluntario en Corea. Fue difícil, pero sentí que mi corazón se enriqueció justo cuando la lluvia primaveral mojaba la tierra seca. Además, si hay brotes innecesarios en mi corazón, los eliminaré y llenaré mi corazón de nutrientes llamados amor. De ese modo, después podré cosechar una brazada de buenos frutos del evangelio.