WATV.org is provided in English. Would you like to change to English?

Yo he venido a llamar a pecadores

Mateo 9:9-13

1367 Vistas

Jesús sanó a un paralítico en Capernaum y pasando de allí, vio a un hombre llamado Mateo, que estaba sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo:

—Sígueme.

Ante la palabra de Jesús, Mateo se levantó y lo siguió sin dudar. E hizo un banquete en su propia casa para Jesús, y muchos publicanos y pecadores comían con Él. Cuando vieron esto los fariseos, dijeron a los discípulos:

—¿Por qué come vuestro Maestro con los publicanos y pecadores?

Al oír esto Jesús, les dijo:

—Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos.

Los judíos estaban disgustados con los publicanos que recaudaban impuestos de ellos y los ofrecían a Roma. Y los pecadores eran despreciados por todo el pueblo. A pesar de eso, Jesús comió con los que fueron menospreciados e ignorados. Por supuesto, Jesús sabía que la gente lo miraba con desprecio. La única razón por la que estaba con ellos era para llamar a los pecadores y hacer que se arrepintieran.

Dios, que es sin mancha e irreprensible, ha sido insultado en la tierra porque está con los pecadores que son despreciados. Para salvar a los pecadores, el Padre y la Madre celestiales han venido en forma de pecadores y están con nosotros, pasando por todo tipo de sufrimientos en lugar de nosotros.