WATV.org is provided in English. Would you like to change to English?

Alabando a Dios en idioma local africano

Kim Min-gyu, desde la iglesia de Bellville, Ciudad del Cabo, Rep. de Sudáfrica

915 Vistas

La República de Sudáfrica utiliza el inglés como idioma oficial, pero hay diez idiomas tribales más: afrikáans, xhosa, zulú, sesotho, tswana, tsonga, ndebele, venda, sotho meridional y swati. Aunque usted hable inglés con fluidez, si tiene su propia lengua materna, se sentirá más cómodo con su idioma natal. A la gente de aquí también le gusta hablar en su lengua materna, y sucede lo mismo con los miembros de Sion. A veces, cuando los saludo con una breve frase en su idioma local, se regocijan como niños y dicen: “¿Cómo sabía?”.

Fue cuando los cánticos nuevos fueron traducidos a los idiomas afrikáans y xhosa.

Después del culto de la mañana de un Día de Reposo, anunciamos que a partir de ese momento podrían usar los libros del Cántico Nuevo traducidos a esos idiomas. Honestamente, estaba un poco preocupado.

“¿No será confuso si todos los miembros de la familia de Sion cantan los cánticos nuevos en sus propios idiomas?”

Las preocupaciones desaparecieron rápidamente tan pronto como comenzaron a cantar los cánticos nuevos para preparar el culto de la tarde. Los hermanos entonaron los cánticos nuevos más fuerte de lo habitual, como si estuvieran compitiendo. A pesar de sus diferentes idiomas, había una hermosa armonía. Como alababan alegremente a Dios, su gratitud hacia Él se desbordó. Al verlos alabar gozosamente a Dios como niños pequeños con amplias sonrisas, me conmoví profundamente desde el fondo de mi corazón.

“Si el Padre y la Madre los ven, ¡qué contentos estarán!”

Cuando los miembros del extranjero visitaron Corea, la Madre celestial les habló en sus propios idiomas: “Dios los bendiga mucho”, “¿No están cansados?”, “Disfruten su comida”, “Los amo”, etc.

Después de escuchar la voz de la Madre celestial que les hablaba en sus idiomas locales, los miembros del extranjero deben de haberse sentido profundamente conmovidos más allá de las palabras. No podemos comprender el cuidado y el amor de la Madre, quien aprendió idiomas extranjeros para sus hijos que hablan diferentes lenguas.

La Madre sabe lo que necesitan sus hijos mejor que nadie. La Madre quiere darnos todo. Creo que la Madre concedió los cánticos nuevos en los idiomas locales africanos para su alegría y salvación. A través de los cánticos nuevos traducidos a sus idiomas, los hermanos y hermanas parecían comprender el amor de la Madre aún más profundamente en sus corazones.

Sabía en mi cabeza que era importante distribuir los Libros de la Verdad, los sermones, los Cánticos Nuevos y los vídeos en los idiomas locales, pero no en mi corazón. Una vez que comenzamos a cantar los cánticos nuevos en los idiomas locales, comprendí su importancia y el amor y asimismo la preocupación del Padre y la Madre por sus hijos.

Nelson Mandela, expresidente de la República de Sudáfrica, dijo: “Si hablas a un hombre en un idioma que entiende, llegarás a su cabeza. Si le hablas en su idioma, llegarás a su corazón”. Dios nos permitió entregar el evangelio en sus lenguas maternas para completar el evangelio rápidamente y hacer que comprendan el gran amor y sacrificio de Dios.

Madre, le doy gracias por permitir a los miembros africanos la bendición de alabar a Dios Elohim en sus idiomas. Difundiré su amor con todo mi corazón, mente y fuerzas sin descansar, hasta que todas las personas del continente africano le ofrezcan alabanzas.