WATV.org is provided in English. Would you like to change to English?

noviembre 16, 2020

Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola

Choi Byeong-ho, desde Brisbane, Australia

42 Views
FacebookTwitterEmailLineKakaoSMS

Han pasado casi ocho años desde que llegué a Australia. Cuando vine por primera vez a Australia, era nuevo en la verdad; habían pasado apenas unos meses desde que recibí la verdad. Sin mencionar el entender el amor y el sacrificio del Padre y la Madre celestiales, ni siquiera sabía por completo las verdades básicas. Así que no era como si hubiera venido al extranjero para la misión o con el plan de predicar en el extranjero como los sinceros obreros del evangelio.

Mientras vivía en Adelaida durante tres años, mi fe comenzó a crecer. Estudiando la Biblia y participando constantemente en la predicación, podía sentir mi alma creciendo poco a poco. Después de comprender la misión y la bendición del evangelio, estaba agradecido con la idea de dar alegría al Padre y a la Madre celestiales encontrando a mis hermanos y hermanas perdidos a quienes Ellos estaban esperando. Ahora, estoy llevando a cabo el deber del evangelio con un corazón agradecido en Brisbane, la tercera ciudad más grande de Australia.

Brisbane es la capital del estado de Queensland, que es uno de los seis estados australianos. Con la determinación de convertir a Queensland en la Tierra de la Madre, todos nos esforzamos en unión por alumbrar la luz de la gloria de la Madre. Algo muy especial sucedió con nuestros hermanos y hermanas aquí: la iglesia de Brisbane recibió el Premio Suburbios Más Limpios 2017 porque nuestras campañas de limpieza, que se llevaron a cabo constantemente en los últimos años, llevaron buenos frutos.

Me emocioné mientras me dirigía al ayuntamiento con el misionero de la iglesia de Brisbane y algunos hermanos y hermanas para participar en la ceremonia de entrega de premios. En realidad, la calle del ayuntamiento en el centro de Brisbane es tan familiar para nosotros que incluso podemos imaginarlo con los ojos cerrados; está cerca de la iglesia, y hay una gran plaza llamada King George frente al ayuntamiento, la cual siempre está llena de ciudadanos locales y extranjeros. Íbamos allá día y noche para predicar el evangelio y Dios nos permitió muchos frutos.

Aunque fuimos a la plaza muchas veces, nunca habíamos estado dentro del ayuntamiento. Es porque las personas no pueden ingresar sin permiso, y realizar algo relacionado con el gobierno o reunirnos con funcionarios parecía estar muy lejos de nosotros. Sin embargo, la puerta del Ayuntamiento de Brisbane se abrió ampliamente para nosotros ya que fuimos elegidos para el premio.

Ese día, se otorgaron premios para grupos e individuos en doce categorías. Cuando entramos en el salón de eventos, la gente nos felicitaba por todos lados. A diferencia de todos los otros galardonados que solo recibieron placas y una sesión fotográfica conmemorativa, a nuestra iglesia se le dio tiempo para pronunciar algunas palabras al recibir el premio. Nuestro misionero se acercó a la parte delantera como representante y se jactó de la Iglesia de Dios y del Padre y la Madre celestiales frente al alcalde de Brisbane, los representantes locales y muchas otras figuras públicas, que fueron invitados allí. Estaba abrumado. Mi corazón ardía aún más cuando escuché una ronda de aplausos de los asistentes.

Cuando terminó la ceremonia de entrega de premios, el alcalde y algunos representantes locales se acercaron a nosotros primero y nos preguntaron dónde estaba la Iglesia de Dios. Afirmaron que querían saber sobre nuestra iglesia y llevar a cabo campañas de limpieza junto con nosotros, y que nos apoyarían activamente. No sabía si estaba despierto o soñando.

Fuimos a tomarnos otra fotografía en la plaza después de que terminó la ceremonia de entrega de premios. Cuando estaba posando para tomarme una fotografía, lágrimas brotaron sin darme cuenta. Contemplando la gran plaza, recordé vívidamente todos los momentos en los que prediqué con los hermanos y hermanas.

Predicando allí, nunca imaginé que llegaría el día en que entraríamos en el ayuntamiento y recibiríamos un gran premio frente a los representantes locales y nos enorgulleceríamos de nuestra Madre celestial y de la Iglesia de Dios.

“[…] pues os pondré para renombre y para alabanza entre todos los pueblos de la tierra, […] dice Jehová.” Sof. 3:20

“Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo.” Dt. 28:13

Mientras más se predica el evangelio del reino al mundo entero, puedo sentir aún más que la profecía de Dios es real. No fue fácil predicar la palabra de Dios y hacer servicios voluntarios en un país extranjero, pero nada resultó ser en vano. Solo doy gracias a Dios Elohim por su gracia de hacer que cada gota de sudor y esfuerzo que hicimos para predicar tenga sentido.

Entendiendo que esta es la obra del evangelio que realizan el Padre y la Madre celestiales, la Sion de Brisbane se está despertando nuevamente. Oro para que la Sion de Brisbane lleve abundantes frutos del Espíritu Santo y establezca muchas iglesias sucursales.

FacebookTwitterEmailLineKakaoSMS