WATV.org is provided in English. Would you like to change to English?

Cómo no repetir los mismos errores que llevan al arrepentimiento

776 Vistas

En septiembre de 2019, un autobús se detuvo repentinamente en el centro de Seúl. El conductor que detuvo el autobús pidió a los pasajeros que lo disculparan y salió corriendo. Fue para salvar a una mujer de unos 60 años que se había caído en la calle.

La mujer no había recuperado el conocimiento, aunque otros transeúntes intentaron ayudarla. El conductor del autobús inició inmediatamente la reanimación cardiopulmonar. Después de unos minutos, recuperó la conciencia y comenzó a respirar nuevamente. Luego, el conductor del autobús le pidió a uno de los transeúntes que se quedara con ella hasta que llegara la ambulancia, y él regresó a su autobús. Los pasajeros quedaron conmovidos por el acto del conductor que salvó la vida de la mujer pensando rápido.

La razón por la que respondió a la situación en cuanto vio al peatón caído, se reveló en su entrevista poco después del incidente.

“Perdí a mi esposa de un derrame cerebral en marzo. Hasta ahora siento que me ahogo cuando pienso que ella estaría viva si yo hubiera estado con ella.”

Fue por su pesar por no haber podido proteger a su esposa. Si hubiera dudado y perdido la oportunidad de salvar a la mujer que se cayó, podría haberse arrepentido de nuevo. Sin embargo, fue directamente a la mujer que necesitaba ayuda y le salvó la vida con su acción inmediata.

Todos tienen un momento del que se arrepienten. “Si no me hubiera rendido entonces”, “Si hubiera actuado antes”… Si nos detenemos allí y no hacemos nada, es muy probable que repitamos las mismas acciones y decisiones que nos llevan a arrepentirnos.

Judas Iscariote no pudo superar su culpa de haber traicionado a Jesús vendiéndolo por treinta monedas de plata, y él mismo se rindió en el camino de la salvación. Por otro lado, Pedro, quien negó a Jesús tres veces, se arrepintió de tener una fe débil y vivió el resto de su vida solo para Cristo y el evangelio.

Volver a arrepentirnos o tener un futuro mejor aprendiendo del arrepentimiento, depende de nuestras decisiones y acciones.