WATV.org is provided in English. Would you like to change to English?

Acerca del culto

2421 Vistas

El culto es una ceremonia en la que nos humillamos mientras ofrecemos oraciones, alabanzas, gloria y gracias a Dios por guiarnos al reino de los cielos con su santo amor al concedernos el perdón de pecados y la vida eterna. Entonces, ¿cuándo debemos rendir culto a Dios? Los días en los que debemos rendir culto a Dios son los siguientes:

Then, on which day should we worship God? The days on which we should worship God are as follows:

En primer lugar, debemos rendir culto a Dios en el Día de Reposo.

El Día de Reposo es el día para conmemorar el poder del Creador. Al observar el Día de Reposo, podemos reafirmar que Dios creó el cielo y la tierra y todo lo que hay en ellos, y alabarlo por su asombroso poder. Debemos adorar a Dios de una manera piadosa. Entonces recibiremos abundantes bendiciones en el Día de Reposo.

“Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.”Génesis 2:1-3

Según la Biblia, el Día de Reposo es el sábado. Así que rendimos culto el sábado. Además, tenemos el culto del Tercer Día, que nos purifica, los martes por la noche (Números 19:1-22).

En segundo lugar, debemos guardar las fiestas solemnes anuales.

En los tiempos del Antiguo Testamento, los israelitas hacían sacrificios para la remisión de sus pecados sacrificando animales como corderos y cabras. Y la regla de sacrificar animales servía como una profecía sobre Jesús que se sacrificaría y moriría para perdonar nuestros pecados. Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo, pero cuando aún éramos pecadores, Cristo murió por nosotros (Ro. 5:6-11). Tal gracia infalible de Dios está contenida en sus fiestas solemnes. Al celebrar las fiestas, nos humillamos en reverencia a Dios y mostramos gratitud por el amor y el sacrificio de Cristo, que derramó su sangre en la cruz.

Además, cada fiesta de Dios contiene inherentemente su propio significado profético y la providencia divina de su cumplimiento. Las fiestas anuales son las siguientes: la Pascua, la Fiesta de los Panes sin Levadura, el Día de Resurrección (la Fiesta de las Primicias), el Día de Pentecostés (la Fiesta de las Semanas), la Fiesta de las Trompetas, el Día de Expiación y la Fiesta de los Tabernáculos (Lv. 23:1-38).

Dios busca a aquellos que lo adoran en espíritu y en verdad, y derrama bendiciones sobre ellos. Por lo tanto, debemos adorar a Dios sinceramente con todo nuestro corazón, alma y mente, agradeciendo su amor y gracia, porque cambió nuestro destino del castigo eterno de la muerte al reino de los cielos.

Puntos de reflexión
¿Cuál es el significado del culto?
Haga una lista de todos los cultos que debemos guardar ante Dios.