WATV.org is provided in English. Would you like to change to English?

¿Qué clase de palabras debemos hablar? (2)

1034 Vistas

Continuaremos estudiando las palabras que Dios quiere que digamos.

1. Palabras de gratitud

“Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos; ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias.” Ef. 5:3-4

La Biblia nos enseña que debemos decir palabras de gratitud. Dios mismo vino a esta tierra por nuestras almas que estaban destinadas a morir a causa de nuestros pecados, y cargó todos nuestros pecados y nos salvó. Dios está guiándonos al cielo lleno de alegría donde no hay muerte ni dolor. Pensando en esta gracia y salvación, siempre debemos decir palabras de gratitud en nuestra vida diaria.

2. Palabras apropiadas en el momento apropiado

“El hombre se alegra con la respuesta de su boca; y la palabra a su tiempo, ¡cuán buena es!” Pr. 15:23

“Manzana de oro con figuras de plata es la palabra dicha como conviene.” Pr. 25:11

Dios dijo que las palabras apropiadas en el momento apropiado son hermosas. Además, nos enseñó que las palabras apropiadas son como manzanas de oro con figuras de plata, y enfatizó la importancia de hablar palabras apropiadas. Sin importar qué tan fundamentalmente correcto pueda parecer, decir palabras en un momento inapropiado puede herir los sentimientos de los demás y causar una pelea. Convirtámonos en hijos sabios que den gloria a lleven y traigan alegría a los que nos rodean, hablando palabras apropiadas en el momento y la situación apropiados.

3. Palabras que glorifican a Dios

“Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús, para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.” Ro. 15:5-6

Debemos glorificar y alabar a Dios en todo momento. Entre todos nuestros logros, no hay nada que hayamos logrado con nuestra propia fuerza. Pudimos hacer todas esas cosas porque Dios nos concedió la situación y el entorno y nos ayudó. Por tanto, debemos dar gracias y gloria a Dios, quien siempre nos ayuda, y también debemos glorificar a Dios para recibir bendiciones.

Entre las Lecciones de la Madre, la segunda lección es: “Si glorificamos a Dios, esa gloria volverá a nosotros mismos”. Es absolutamente necesario que glorifiquemos a Dios; sin embargo, Dios dijo que nos devolvería esa gloria. ¡Qué agradecidos debemos sentirnos! Debemos recordar la enseñanza de Dios y convertirnos en los hijos celestiales que siempre reciban las bendiciones de Dios hablando palabras que glorifiquen a Dios.

Preguntas de reflexión
¿Por qué debemos hablar palabras de gratitud a Dios?
¿Por qué Dios dice que debemos decir palabras apropiadas en el momento apropiado?
Entre las Lecciones de la Madre, ¿cuál es la segunda lección?